Inicio
Municipalidad
Intendente
Gobierno
Información Municipal
Economía
Ciudad
Características
Arquitectura y Urbanismo
Servicios
Cultura
Turismo y Recreación
Salud
Educación
Desarrollo Social
Oficina del Niño y del Adolescente
Deportes
 
 
» Proyectos
» Noticias » Obras
»Digesto »Carta Orgánica
»Modificatoria del Código Urbano
 
 
 
Visitante Numero:
 
 

Mitos y Leyendas

  • El Almamula
  • El Supay
  • La Telesita
  • El Cachirú
  • El Uritu Orko
  • La Umita
  • El Bagual
  • Kacuy
  • Mayup Maman
  • El Pampáyoj
  • La Calandria
  • Orko Maman
  • El Runa Uturungo
  • La Salamanca
  • Sacháyoj
  •  
      El Almamula  
     
     

    Se la conoce también con el nombre de Alma Mula, Mulánima, Mala Mula, Mujer Mula y Mula sin Cabeza. Leyenda difundida en el Norte y Centro del país, que sería derivación de la Viuda. Es una mujer transformada en mula por haber tenido relaciones amorosas con un cura, o cometido incesto. Se la describe como una mula de color negro o marrón castaño y largas orejas que corre de noche por los campos, echando fuego por la nariz y la boca, y destellos por los ojos. La acompaña el crujir de su freno de oro, y de tanto en tanto lanza un triste rebuzno. Arrastra también pesadas cadenas, como otros seres condenados.

    No suele ser muy discreta, ya que atraviesa poblaciones importantes de noche, a la carrera y con toda su parafernalia. Ante su cercanía, los perros ladran como enloquecidos. Corre a las ovejas. Al parecer, se alimenta solo de carne, cazando animales y también niños. Según versiones, le gusta merodear en las siestas calurosas y pesadas del verano, las galerías de las estancias antiguas y los patios de los ranchos. Quién la mire, perderá la vida o será víctima de una desgracia. Su rebuzno, casi humano por el dolor y la angustia que llega a transmitir, estremece a los que lo escuchan.

    Para salvar el alma de esta condenada hay que aguardarla en un sitio estratégico con un cuchillo, y cuando pase cortarle la oreja o las crines. Su sangre al correr, operará como elemento redentor, rompiendo su encantamiento. Se convertirá en una bella y codiciada mujer. Si algún hombre se detiene a mirarla quedará prendado y por ella abandonará familia, trabajo y amigos para seguirla, y morirá al poco tiempo, consumido por la pasión. Este encantamiento por la mirada puede darse aunque el Alma Mula no abandone su apariencia animal.

    [Seres Sobrenaturales de la Cultura Popular Argentina]

     
     
      El Almamula  
     
    ©2006 - Municipalidad de la Ciudad de Santiago del Estero - Diseño y Desarrollo SysBox Soluciones Informáticas